Bienvenidas y Bienvenidos

Este es un Blog de contenido académico, creado en el Programa de Trabajo Social de la Universidad del Valle, Cali - Colombia, donde podrá encontrar información sobre el cine y su relación con el Trabajo Social. Agradecemos sus comentarios.

viernes, 25 de noviembre de 2016

MUJERES TRAS LAS HUELLAS DE LA MEMORIA

 MUJERES TRAS LAS HUELLAS DE LA MEMORIA






El cuerpo de la mujer como estrategia de guerra: el quehacer de Trabajo social


Por:
Ana María León Castañeda - Erika Anahy Valdez Higuera
Lenin David Campo - Mariana González Celis
Paula Andrea Salcedo Trujillo

CURSO: CINE, SOCIEDAD Y TRABAJO SOCIAL
PROFESOR: ARIZALDO CARVAJAL
ESCUELA DE TRABAJO SOCIAL Y DESARROLLO HUMANO
UNIVERSIDAD DEL VALLE
CALI, NOVIEMBRE DE 2016

INTRODUCCIÓN
El presente documento se realiza en el marco del curso Cine, Sociedad y Trabajo Social y con él se pretende, mediante el análisis fílmico, abordar una problemática desde la mirada de Trabajo Social.
A través del documental Mujeres tras las huellas de la memoria del Centro Nacional de Memoria Histórica (2012), se aborda como problemática el uso del cuerpo de la mujer como estrategia de guerra en el marco del conflicto armado, político y social que se viene desarrollando en Colombia desde hace más de medio siglo -para este caso se profundiza en el paramilitarismo como perpetrador de las diferentes formas de violencia-.
Posteriormente la intervención propuesta desde el Trabajo Social consiste en el acompañamiento psicosocial a mujeres víctimas de violencia sexual y la, incidencia en la construcción de políticas, planes, programas y proyectos que apunten al fortalecimiento de procesos organizativos de mujeres, su reconocimiento como víctimas particulares del conflicto y el desarrollo de garantías de verdad, justicia, reparación y no repetición.



I. EL FILM
 FICHA TÉCNICA
Sinópsis.
Documental acerca del informe "El Placer Mujeres, coca y guerra en el Bajo Putumayo" que fue lanzado en el marco de la V Semana por la Memoria.
La población civil del Bajo Putumayo ha sido, por más de veinte años, configurada en blanco y negro: guerrilleros o paramilitares. El acelerado progreso de los cultivos de coca, tan atractivo para las mafias y los actores armados, convirtieron esta tierra, de infinitos recursos naturales y cosmogonías indígenas, en un escenario de guerra.
El Placer: mujeres, coca y guerra en el Bajo Putumayo es un recorrido por estas dos décadas de violencia impartida por las FARC y las AUC. Revela, también, los esfuerzos de resistencia de la población, promovidos, en especial, por las mujeres, quienes aún hoy persisten en un profundo anhelo por hacer memoria y romper con los estigmas que han marcado a su pueblo.

Director.
El Centro Nacional de Memoria Histórica es un establecimiento público del orden nacional, adscrito al DEPARTAMENTO PARA LA PROSPERIDAD SOCIAL (DPS), que tendrá como objeto reunir y recuperar todo el material documental, testimonios orales y por cualquier otro medio relativos a las violaciones de que trata el artículo 147 de la Ley de Víctimas y restitución de Tierras. La información recogida será puesta a disposición de los interesados, de los investigadores y de los ciudadanos en general, mediante actividades museísticas, pedagógicas y cuantas sean necesarias para proporcionar y enriquecer el conocimiento de la historia política y social de Colombia.

CONTEXTO SOCIO-HISTÓRICO
El paramilitarismo en Colombia, inicia como una organización paraestatal que contribuiría al mantenimiento y/o restablecimiento del orden, para solucionar problemas o insuficiencias del aparato estatal en su acción coercitiva, y las cuales datan sus inicios en las guerras independentistas, y que para el contexto colombiano tuvieron sus inicios “legales” en la década de los 60, donde el caso más conocido son las “Cooperativas de Seguridad “Convivir”.
El fenómeno paramilitar ha dejado en el país grandes tragedias y perseguimientos a dirigentes políticos o líderes de movimientos sociales, llegando así a cometer el asesinato de muchos de estos. Bajo el gobierno del ex presidente Álvaro Uribe Vélez, se consolidan estos grupos y reciben el aval del Estado, bajo la excusa de que existían insurgencias civiles que alteraban el orden público.
Para el caso de “El Placer” en el bajo Putumayo, jugaban actores relacionados al narcotráfico, la guerrilla (FARC-EP) y los paramilitares (AUC), y que en los periodos de tiempo en los que estuvieron al mando, impusieron cada uno sus reglas y sus formas de relacionarse con la población civil que habitaba “El Placer”.
En el marco del conflicto armado que vive el país, entre el 2001 y el 2009, 94.565 mujeres fueron abusadas sexualmente. En el 66% del territorio nacional los paramilitares cometieron delitos sexuales incrementando los casos durante los años 2000-2005. De estas víctimas, 643 se encuentran en la Ley de Justicia y Paz en la cual se han presentado 86 responsables de los cuales sólo 9 están siendo juzgados. De 601 abusos sexuales, alrededor de 458 son perpetrados por grupos paramilitares, el 143 restante corresponde a insurgencias y ejército.


COMENTARIOS CRÍTICOS SOBRE EL FILM
Este reporte documentativo, tiene una lograda producción, no sólo en su parte investigativa sino en el mismo trabajo audiovisual, que sabe aprovechar los recursos que tiene; son de resaltar la cuidada fotografía de los testimonios, el sonido y la infografía que muestra todo el material histórico del conflicto y problemática que se vive en esta región - como en tantas otras del país.”
Andrés M Aros Alvarado

Un documental que en unos cuantos minutos, resume la realidad de tantas regiones del país, del absurdo de esta guerra interna y como ha sucedido en gran parte del mundo, quienes finalmente se lucran de los muertos y las balas son los poderosos, las multinacionales y demás potencias, que ven en los pobladores y víctimas, simples números, estadísticas.
 Carlos Salinas Maldonado

 OTRAS PELÍCULAS QUE ABORDAN LA TEMÁTICA


Rosas y Fusiles (2014)




II. LA PROBLEMÁTICA
“El cuerpo de la mujer como estrategia de guerra”
Para entender las razones por las cuales el cuerpo de la mujer ha sido usado como un campo más para librar guerras, tenemos que mencionar que en nuestro país la naturalización de procesos de violencia, relaciones de poder de lo masculino a lo femenino y de lo “rico” a lo “pobre”, han contribuido a la “aceptación” de formas de violencia que se ejercen sobre las mujeres, en primer lugar por el sistema económico y social y en segundo lugar, por el machismo,  lo que conduce a que la violencia contra las mujeres sea un problema de carácter político, de aquí a que las mujeres dentro del marco del conflicto armado,  hayan sido  tildadas de “amantes” o “colaboradoras” de un grupo armado u otro.
En el paramilitarismo la violencia ejercida contra las mujeres reproducía todas estas prácticas culturales,  y se construye mediante la imposición territorial, leyes, mandatos y regímenes, haciendo mayor énfasis al dominio de los hombre a las mujeres- en este caso los paramilitares, a las mujeres que vestían de una manera u otra, o que su comportamiento no era el esperado-, al cometer violaciones sexuales a las mujeres se demostraba el poderío que tenía el grupo, y como si fuera el cuerpo de la mujer, ese enemigo a derrotar y humillar 
Otra de las formas en las que se evidencia esto, son las mujeres asesinadas por transgredir roles sociales o prohibiciones impuestas, o mujeres a las que se han sometido a violencias y torturas y que después de un tiempo en el que se determina su nexo o no con un grupo armado (en este caso las FARC-EP) las liberan, pero toman represalias contra sus familiares, demostrando así el terror que pueden infundir y el control que tienen sobre la vida de las mujeres.

  DESARROLLO DE LA TEMÁTICA A TRAVÉS DEL FILM –ANÁLISIS DE SITUACIONES QUE SUGIERE LA PELÍCULA
El documental muestra cómo era la vida en “El Placer” y cómo cambió con la llegada de los diferentes actores, específicamente el bloque sur Putumayo de las AUC. Quienes con un régimen de terror, extendieron sus leyes y las aplicaron; las mujeres que fueron objeto de abuso, mencionan hechos cometidos por miembros del grupo, tales como prostitución, control de sanidad, asesinatos, desapariciones, violaciones, y acusaciones.
En cuanto a  situaciones puntuales, la narración de una mujer- madre de familia y esposa- que fue obligada a ser la compañera sentimental de uno de los integrantes del grupo paramilitar, y que al poder escaparse de ahí, regresó a su hogar y encontró que su familia, su esposo, la recibieron con recriminaciones y reproduciendo la misma violencia de la que había sido objeto, en este caso podemos ver cómo las prácticas culturales, sitúan a la mujer en un papel de sometimiento y culpa, que  no permiten que realice un proceso de sanación, sino que se repita continuamente su victimización.

III. LA INTERVENCIÓN
 PAPEL DEL TRABAJO SOCIAL EN DICHA PROBLEMÁTICA
Propiciar procesos organizativos que posibiliten el empoderamiento de la comunidad, mediante la promoción de los derechos humanos con perspectiva de género y la construcción de redes de apoyo.
De manera indirecta, una forma de aportar es por medio de investigaciones que visibilicen la violencia basada en género que se presenta en el marco de conflicto armado, con el objetivo de brindar herramientas para procesos de prevención.
Otra manera de intervenir desde Trabajo Social es participando y favoreciendo la participación de las víctimas en la construcción y evaluación de políticas públicas y sociales encaminadas a reconocer la violencia basada en género en el contexto del conflicto armado, desde un enfoque diferencial.
En este sentido, se hace indispensable realizar talleres de capacitación, sensibilización y reflexión, frente a la violencia basada en género en el marco del conflicto armado en las instituciones gubernamentales o no gubernamentales que presten atención a este tipo de casos.

 TIPO DE INTERVENCIÓN     

En Colombia, la violación sexual en mujeres debe ser entendida como uno de los síntomas del trauma psicosocial que ha dejado la guerra, el cual va más allá de simples actos delictivos callejeros y se constituye en una problemática de tipo estructural.
Los grupos armados ilegales y algunos integrantes del Estado pertenecientes a las fuerzas militares son los protagonistas de crímenes violentos y abusos sexuales en mujeres de diferentes comunidades. La gravedad del problema se dimensiona si tenemos en cuenta que en Colombia, a raíz del conflicto interno y la violencia desde 1997 hasta 2010, el desplazamiento interno alcanza la escandalosa cifra de 3’646,997 de personas, según la Agencia Presidencial para la Acción Social y la Cooperación Internacional (2011), entidad dependiente del gobierno.

La intervención terapéutica en sobrevivientes de abuso sexual 
Diversos autores han coincido en señalar que el tratamiento para víctimas de violencia sexual debe hacerse con apoyo de un equipo interdisciplinar (Assis et al., 2009; Bernik, Laranjeiras & Corregiari, 2003; Menicucci et al., 2005). La necesidad de un trabajo combinado para estas personas se hace aún más evidente cuando son diagnosticadas con Trastorno de Estrés Postraumático. Se recomienda la combinación de técnicas como la relajación para reducir el nivel de estrés psicofisiológico, la reestructuración cognitiva, la psicoterapia psicodinámica, el uso de psicofármacos, la hipnosis, entre otras.
Tratamiento psicoterapéutico psicodinámico individual con sobrevivientes de abuso sexual deben estar focalizadas en el alivio de los síntomas y el dolor o sufrimiento personal generado. La exploración del trauma debe facilitar la construcción de un relato que permita describir lo ocurrido y contextualizar, conectando lo actual con lo ocurrido.

Terapias

Terapias familiares, grupos de programación neurolingüística, grupos de terapia de escritura, grupos alternativos con enfoque de género y grupos psicoeducativos, implementados en personas víctimas de abuso que presentan TEPT.
-Enfoque psicodinámico grupal e individual
-Terapia con enfoque cognitivo conductual
-Terapia farmacológica 
-Terapia a través de grupos focales
-Otras terapias grupales 

  NUEVAS PREGUNTAS
       ¿Se están construyendo propuestas curriculares que aborden problemáticas desde una perspectiva de género en Trabajo Social?
       ¿Qué puede hacer Trabajo Social para intervenir no sólo en crisis, sino en la búsqueda de soluciones estructurales a la problemática abordada?

CONCLUSIONES
La violencia de las que son -somos- objeto las mujeres radica en hechos de carácter político enmarcados en el capitalismo y el machismo, objetos dinamizadores de las prácticas violentas dentro del conflicto armado colombiano.
El cine como herramienta de intervención, nos permite aterrizar visualmente lo que en cifras está establecido, y conocer de una forma más “cercana” las  vivencias de las personas, en este caso, lo vivido por los habitantes de “El Placer”, en voz de las mujeres.
BIBLIOGRAFÍA
-          Aros, Andrés (2014). “Derecho a Ver: Mujeres tras las huellas de la historia” En: Asalto Visual. Recuperado el 23 de noviembre del 2016, disponible en: http://asaltovisual.blogspot.com.co/2014/04/derecho-ver-mujeres-tras-las-huellas-de.html
-          CNMH (2012). Mujeres tras las huellas de la memoria. Documental.
-          Duque, Patiño y Ríos (2007). “Conflicto, violencia y convivencia social como área emergente para el Trabajo Social” En: Revista Eleuthera. Vol. 1, Enero - Diciembre 2007, Universidad de Caldas, Manizales, Colombia. Páginas 130-140
-          Torres, Andrés Mateus ( 2014) El cuerpo de la mujer como  campo de lucha para la guerra; el caso paramilitar. Acciones desde el trabajo social. Universidad Colegio Mayor de Cundinamarca. ENETS 2014.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total