Bienvenidas y Bienvenidos

Este es un Blog de contenido académico, creado en el Programa de Trabajo Social de la Universidad del Valle, Cali - Colombia, donde podrá encontrar información sobre el cine y su relación con el Trabajo Social. Agradecemos sus comentarios.

sábado, 10 de diciembre de 2016

Actores del conflicto armado: victimas,victimarios y mediadores a la luz de la reflexión cinematográfica


Reflexión sobre los diferentes actores del conflicto armado: victimas, victimarios y mediadores a la luz de la producción cinematográfica:  Hotel Rwanda (1994)




PRESENTADO POR
Diana Carolina Pame
Natalí Martinez 
María Angélica Cortes 


DOCENTE
Arizaldo Carvajal

ASIGNATURA
Cine, Sociedad y Trabajo Social

Facultad de Humanidades
Escuela de Trabajo Social y Desarrollo Humano
Universidad del Valle
Noviembre 24 de 2016


I. El FILM:   Hotel Rwanda (trailer)



Ficha técnica

Título: Hotel Rwanda
Título original: Hotel Rwanda
Dirección: Terry George
País: El Reino Unido, Estados Unidos, Italia, Sudáfrica
Año: 2004
Fecha de estreno: 25/02/2005
Duración: 110 min.
Género: Drama, Histórico, Biográfico
Reparto: 
• Don Cheadle como Paul Rusesabagina
• Sophie Okonedo como Tatiana Rusesabagina
• Nick Nolte como Coronel Oliver
• Joaquin Phoenix como Jack Daglish
• Fana Mokoena como General Augustin Bizimungu


Sinopsis
Hotel Rwanda es una película británica dirigida en 2004 por Terry George, co-escrita junto a keir Pearson y protagonizada por Don Cheadle y Sophie Okonedo en los roles principales. La historia se ambienta en la masacre civil ocurrida en 1994 en Ruanday en las experiencias que un grupo de personas vivieron durante el genocidio de Ruanda
Al inicio del filme se aprecia que, a unas horas de la firma de un convenio de paz entre hutus y tutsis respaldado por la ONU en el Hôtel des Mille Collines en Kigali, Ruanda, pequeños acontecimientos empiezan a perturbar la cotidianeidad del país. Soldados hutu instigan por radio a erradicar la invasión asesina de los tutsis. La historia se centra en Paul Rusesabagina (Don Cheadle), administrador del hotel Des Mille Collines.
Paul Rusesabagina es hutu y director del Hôtel des Mille Collines propiedad de la aerolínea belga Sabena y cuyos principales clientes son turistas franceses y belgas. Respetado por su generosidad, su carisma y los contactos que tiene con influyentes personajes hutus y tutsis, Rusesabagina se ve involucrado en el transcurso de los acontecimientos cuando amenazan a su mujer tutsi, a sus hijos y vecinos con la muerte, y logra sortear los primeros obstáculos mediante el soborno a los jefes militares hutus, con la esperanza de que las fuerzas internacionales lleguen en cualquier momento para evitar la guerra civil. Sin embargo, la situación sigue igual e incluso se agrava.

Tras el asesinato del presidente ruandés Juvénal Habyarimana, comienzan las matanzas indiscriminadas de tutsis a manos de los soldados y ciudadanos hutus. Paul logra proteger a los suyos en el hotel, al que empiezan a llegar cientos de personas pidiendo auxilio. Mientras tanto un joven camarógrafo y un reportero de la BBC, asiste al espectáculo dantesco y Paul hace uso de todos los recursos y sobornos posibles para mantener con vida a los tutsis refugiados en el hotel, las fuerzas internacionales llegan a Ruanda pero sólo para evacuar a los ciudadanos de nacionalidades europeas y devolverlos a sus países de origen y con órdenes de no intervención. Paul, armado de coraje, con la ayuda del coronel Oliver (Nick Nolte), personaje basado en el general canadiense Roméo Dallaire, enviado de la ONU y defraudado por el comportamiento internacional. Con ayuda de Oliver, Rusesabagina, logrará cobijar y proteger primero, y salvar después, la vida de miles de personas que confiaron en él. Rusesabagina espera que una gran intervención de potencias extranjeras detenga la inminente matanza, pero el coronel Oliver lucha por desmentir a Rusesabagina, explicándole que ni la ONU ni potencias foráneas tomarán un serio interés por los sucesos de Rwanda.

                                    El director:
Terry George: (nacido el 20 de diciembre de 1952) es un guionista y director irlandés. Gran parte de su trabajo en el cine (por ejemplo, el boxeador , el nombre del hijo , y En el nombre del padre ) implica " The Troubles " en Irlanda del Norte .
Fue nominado a dos Oscar : Mejor guión adaptado en el material de otro medio (1993; En el Nombre del Padre ), y la mejor escritura, guión original (2004; Hotel Rwanda ). El 26 de febrero de 2012, recibió un Oscar en la categoría de cortometraje de acción real de la orilla.
Vida y carrera: George nació y se crió en Belfast, Irlanda del Norte. En 1971, de 18 años, fue detenido por sospecha de paramilitares actividad republicana. Más tarde se involucró con el Partido Socialista Republicano Irlandés (IRSP), brazo político del INLA. En 1975, conducía con miembros armados del grupo cuando los soldados británicos los detuvieron, aunque George afirma que no llevaba un arma. Todos fueron detenidos y fue condenado a seis años de prisión en la prisión de Long Kesh.  En 1985, George hizo su debut como dramaturgo del túnel, un drama basado en una etapa de la vida real 1976 intento de fuga de la prisión de Long Kesh. En 1986, se investigó el libro de no ficción La Pizza Connection, con el difunto veterano periodista estadounidense Shana Alexander.
En 1993, hizo su debut como guionista y ayudante de dirección con En el nombre del Padre, protagonizada por Daniel Day-Lewis, y dirigida y co - escrita por Jim Sheridan. La película fue nominada para siete premios de la Academia incluyendo mejor guión adaptado para George y Sheridan. Junto con el guionista William Monahan y músico Van Morrison, George fue galardonado en los Oscar Wilde Honrando irlandesa 2da Edición de la escritura en la ceremonia de la película. En 2010, George escribió y dirigió el cortometraje The Shore. Su hija, Oorlagh produjo la película, El 26 de febrero de 2012, The Shore ganó el Oscar a la mejor acción en vivo de Cortometrajes. En 2011, George escribió, dirigió y produjo la película de Whole Lotta Sole.
                                                                   Algunas obras 
Como Escritor:
1.      La promesa (2016)
2.      Whole Lotta Sole (2011)
3.      El Shore (2011) (cortometraje)
4.      Un cruce (2007)
5.      Hotel Rwanda (2004)
6.      La guerra de Hart (2002)
7.      A Bright Shining Lie (1998) (película de televisión)
8.      El Boxer (1997)
9.      El nombre del hijo (1996)
10.  En el nombre del padre (1993)
Como Director:
1.      La promesa (2016)
2.      Whole Lotta Sole (2011)
3.      El Shore (2011) (cortometraje)
4.      Fuera de la ley (2010) (piloto de televisión)
5.      Un cruce (2007)
6.      Hotel Rwanda (2004)
7.      El Distrito (2000) (serie de TV)
8.      A Bright Shining Lie (1998) (película de televisión)
9.      El nombre del hijo (1996)

* Otros documentales relacionados con la problemática del film 

DOCUMENTAL RUANDA, UN HORROR SIN FIN

Nombre del autor: François Bugingo, periodista
Duración: 52 minutos
Donde lo grabaron:  África, Ruanda
Año: 2009
Nombre del documental: Ruanda, un error sin fin

Sinopsis:
Una historia de un testigo de la masacre en Rwanda, François Bugingo, un periodista joven que presenció el genocidio de 1994. Después de quince años, vuelve al país con para dar respuesta a las preguntas que le han perseguido desde entonces.
En un viaje profundamente conmovedor, este joven africano, hoy día corresponsal internacional, trata de entender un continente de belleza espectacular, aunque profundamente maltratado, y hallar, además, esperanza en su futuro.

                                           

                                         EL GENOCIDIO ARMENIO - DOCUMENTAL

Título original: The Armenian Genocide: A Look Through Our Eyes (Una mirada a través de nuestros ojos)
Director: Vatche Arabian
País: Filmado en la ubicación en la Biblioteca Armenia y el Museo de América
Año: 2003
Duración: 33 min.
Género: Histórico, Biográfico

Sinopsis:
Una mirada a través de nuestros ojos es una película que echa un vistazo a cómo 88 años después, el genocidio armenio todavía está afectando a las vidas de las personas que viven hoy en día. La película proporciona un podio para seis diferentes "sobrevivientes de tercera generación", para hablar sobre quiénes son, y cómo el genocidio afecta sus vidas.
El genocidio armenio, a veces también llamado holocausto armenio, gran calamidad o masacre armenia, fue la deportación forzosa y masacre de un número indeterminado de civiles armenios, calculado aproximadamente en la muerte de entre un millón y medio y dos millones de personas, durante el gobierno de los Jóvenes Turcos, en el Imperio otomano, desde 1915 hasta 1917, durante la Primera Guerra Mundial. Se caracterizó por su brutalidad en las masacres y la utilización de marchas forzadas con las deportaciones en condiciones extremas, que generalmente llevaba a la muerte a muchos de los deportados. Otros grupos étnicos también fueron masacrados por el Imperio otomano durante este período, entre ellos los asirios y los griegos de Ponto. Algunos autores consideran que estos actos son parte de la misma política de exterminio.
La fecha del comienzo del genocidio se conmemora el 24 de abril de 1915, el día en que las autoridades otomanas detuvieron a 235 miembros de la comunidad de armenios en Estambul; en los días siguientes, la cifra de detenidos ascendió a 600. 



DISPARANDO A PERROS 
Director:  Michael Caton 
Duración: 90 minutos 
Año: 2005
País: África
Sinopsis: Un sacerdote (John Hurt)  y un profesor (Hugh Dancy) quedan atrapados en medio del genocidio de Ruanda en 1994. Alrededor de esta problemática gira la trama de la película, mostrando la delgada línea entre los seres humanos y los animales.  



GENOCIDIO EN RUANDA

Director: Aril Ve
Duración: 53 minutos
Año: 2009
Sinopsis: 
¿Es posible perdonar cuando los asesinos conviven aún con las victimas? Alrededor de este cuestionamiento gira esta recopilación de historias sobre el genocidio de Ruanda intentando recuperar los días de terror vividos por sus pobladores. Un genocidio entre amigos, conocidos, una raza semejante enfrentada por los intereses menos inexplicables. 



RUANDA, 100 DÍAS QUE NO CONMOVIERON AL MUNDO 

Director: cine Argentino 
Duración: 56 minutos
Año: 2010
Sinopsis: 
Ruanda, un pequeño país en el corazón de África, fue escenario en 1994 del último genocidio del siglo XX: en sólo 100 días fueron asesinadas casi 1 millón de personas. A fines de ese año, la ONU creó el Tribunal Penal Internacional para Ruanda con el objetivo de juzgar a los genocidas, entre los que se cuentan empresarios, sacerdotes, periodistas, artistas y líderes políticos. La jueza argentina Inés Weinberg de Roca es la única representante latinoamericana en este tribunal multicultural que reúne a jueces de todo el mundo. Un equipo documentalista viajó a Kenia, Tanzania y Ruanda para entrevistar a jueces, fiscales, defensores, acusados y sobrevivientes, y acompañar a la jueza Inés Weinberg de Roca en su primera visita oficial al país donde tuvo lugar el holocausto africano. Las huellas de aquella masacre están presentes en este documental donde la exuberante belleza de Ruanda contrasta con el relato de una historia humana estremecedora.


TESTIMONIO DE IMMACULÈE ILIBAGIZA, SOBREVIVIENTE DE LA MASACRE DE RUANDA 
Director: Programa especial 
Duración: 44 minutos
Año: 2009
Sinopsis: 
Se estima que en menos de 4 meses fueron asesinadas un millón de personas en su mayoría civiles. Ese genocidio étnico fue iniciado por las tribus Hutus contra los Tutsis en abril de 1994. 
Immaculèe Ilibagiza, vino a El Salvador a compartir su testimonio de perdón, reconciliación y fe.



II. SOBRE LA PROBLEMÁTICA 


En el año 1994 en Kigali, capital de Ruanda, tiene lugar una sangrienta guerra civil. Los fanáticos de la etnia Hutu masacran a sus vecinos, los Tutsi, aunque los Hutus moderados intentan interponerse en su camino. En casi cien días de revuelta murieron cerca de un millón de personas. Con la intención de detener estas atrocidades, Paul Rusesabagina, director de un elegante hotel Mille Collines, acoge en el edificio a un numeroso grupo de refugiados amenazados de muerte. La película narra el coraje de este hutu que defiende a su familia, su esposa es tutsi, a sus vecinos y salva de una muerte segura a un importante número de personas.
La película narra la matanza que tiene lugar a partir del 6 de abril de 1994. Cuando el presidente ruandés, de la mayoría hutu, acababa de firmar la paz con la guerrilla rebelde tutsi, y volvía en su avión desde Arusha, un misil de origen desconocido, aunque muy probablemente de los propios radicales humus, destruyó el aparato. Fue la señal de comienzo de un genocidio brutal
Históricamente en la ciudad existía el prejuicio de los hutus hacia los tutsis los cuales proviene de los colonos belgas, como se evidencia en el inicio de la película que un periodista de la “emisora del poder hutu”. Dice que odia a todos los tutsis, porque la historia dice que los tutsis colaboraron con los colonos y arrebataron las tierras a los hutus. Llama “cucarachas”, asesinos, traidores e invasores a los a los tutsis. “Erradicaremos a esa plaga”. Finaliza diciendo “¡Estén alerta. Vigilen a sus vecinos!”. Esto tuvo grandes  consecuencias que se hicieron notar en la vida diaria de los habitantes de Ruanda.
Ademàs de ello no hay que desconocer la historia. Durante el período pre-colonial y colonial (Alemania: 1897-1917; Bélgica: 1917-1962) Ruanda era una monarquía que gobernaba con el apoyo de la nobleza tutsi. La distinción hutu/tutsi se basaba más en la pertenencia a clanes familiares que a grupos étnicos. Por ello, un hutu podía llegar a pertenecer a los tutsi, y viceversa (según se convirtiese en rico o pobre; o, también, por matrimonio). Tanto la colonización alemana como belga, aunque sólo en un primer tiempo por lo que se refiere a la belga, se apoyó en una élite compuesta esencialmente de tutsis. Los colonos consideraban que los tutsis, que eran los que más se parecían a ellos por la estatura y el color de piel, eran, por esta razón, más inteligentes y estaban más capacitados para gobernar.
A principios de los años 30 los colonos belgas decidieron establecer una distinción permanente clasificando a la población en tres grupos supuestamente “étnicos”: los hutus (cerca del 84% de la población), los tutsis (aproximadamente el 15%), y los twas (cerca del 1%). Y se instituyó una carta de identidad para cada ruandés en la que figuraba su pertenencia “étnica”; esta mención a la identidad étnica no fue abolida hasta después de los trágicos acontecimientos de 1994.
Desde 1919 Bélgica se hace cargo de Ruanda. Administrará el país a través de la monarquía tutsi. Así el poder esencialmente estará en manos de la élite tutsi y la mayoría hutu será explotada, especialmente en el trabajo agrícola. Cuando el 1962 se declara la independencia el poder pasará a los hutus. Muchos tutsi huirán a los países vecinos. Así en Burundi la situación será inversa, la mayoría tutsi domina a la minoría hutu. Con lo que el conflicto no se ubica exclusivamente en Ruanda sino en toda la región de los Grandes Lagos.
El 7 de abril de 1994, las tropas del FPR (Frente Patriótico Ruandés) se desplazan desde el norte hacia el sur para emprender una guerra abierta con las fuerzas armadas ruandesas, llegando el 12 de abril a la capital (Kigali), y obligando al gobierno provisional a huir. A partir del 12 de abril, después de que Radio Ruanda (emisora del gobierno) señalase a los tutsis como principal objetivo a ser destruido, las masacres llegan a su punto álgido  (produciéndose masacres incluso contra población civil que, bajo falsas promesas de protección, se había refugiado en iglesias, hospitales, escuelas y edificios administrativos). No era más que una estrategia para exterminar de forma rápida a un mayor número de personas.
Todo inicia, cuando se informa que han derribado el avión donde viajaba el Presidente de Ruanda. Inmediatamente los dirigentes hutus culpan a los tutsis de ese atentado, precisamente para buscar un chivo expiatorio, como históricamente han hecho quienes habían manejado los prejuicios de la ciudad. Este asesinato da inicio a las indiscriminadas matanzas de tutsis a manos de los soldados y ciudadanos hutus.
Esta nueva situación genera que Paul logre proteger a los suyos en el hotel, al cual empiezan a llegar cientos de personas pidiendo auxilio. Mientras tanto un joven camarógrafo y un reportero de la BBC, asiste al espectáculo dantesco y Paul hace uso de todos los recursos y sobornos posibles para mantener con vida a los tutsis refugiados en el hotel. Las fuerzas internacionales llegan a Ruanda pero sólo para evacuar a los ciudadanos de nacionalidades europeas y devolverlos a sus países de origen y con órdenes de no intervención. Paul, armado de coraje, con la ayuda del coronel Oliver enviado de la ONU logran cobijar y proteger primero, y salvar después, la vida de miles de personas que confiaron en él, esto lo hace bajo la esperanza de una gran intervención de potencias extranjeras que detenga la inminente matanza, pero el coronel Oliver lucha por desmentir a Rusesabagina, explicándole que ni la ONU ni potencias foráneas tomarán un serio interés por los sucesos de Rwanda.
Sin embargo el asume consigo mismo un compromiso de proteger a su mujer tutsi, a sus hijos y a los 1.200 vecinos tutsis y hutus que, atemorizados y amenazados, llegaron al hotel pidiendo auxilio y protección. Cuando llegan las fuerzas internacionales de Francia, éstas no ofrecen intervención ni ayuda a los perseguidos y se limitan a sacar de Rwanda a los europeos, dejando atrás a los africanos. Tras ello, Rusesabagina entiende las advertencias de Oliver y se enfrenta con sus empleados a los caudillos militares hutus ofreciendo a ellos dinero, joyas y licor como soborno para que el hotel Des Mille Collines no sea atacado.

CARACTERIZACIÓN DE VICTIMARIOS - VÍCTIMAS
TUTSI: es un pueblo que conformaba la elite gobernante en los reinos africanos tradicionales situados en el sur de la zona occidental interlacustre de África centro-oriental, en los actuales Ruanda y Burundi y en una pequeña parte de la vecina Tanzania. Al parecer, conformaban una minoría que no sobrepasaba el 16% de las sociedades que dominaban; es decir, de 7 millones de personas que poblaban Ruanda en 1994, los tutsis no llegaban al millón.
HUTU: es un pueblo de agricultores que forman el núcleo de población de los reinos tradicionalmente situados entre el lago Victoria Nyanza y la serie de lagos que hay al oeste del Rift Valley de África centro-oriental, en los actuales Ruanda y Burundi.
Su idioma es una variante occidental de las lenguas bantúes de esa zona interlacustre. Generalmente, se admite que al igual que los tutsi, cazadores y recolectores de las zonas selváticas, los hutus ocuparon originalmente esta zona. Algo más al sur, en Tanzania, los agricultores del reino de Buha reconocen su parentesco con los hutus, aunque no se les conozca por el mismo nombre. No existe información fidedigna acerca del número actual de su población, pero probablemente ascendía a unos cuatro millones antes de que Ruanda y Burundi alcanzaran la independencia a comienzos de la década de 1960.
Las causas del gran genocidio tuvieron que ver con la posesión de las riquezas naturales del país. Los tutsis, en su mayoría ganaderos, habían sido favorecidos por los colonialistas alemanes, y cuando estos fueron derrotados en la P.G.M, fueron sustituidos por los belgas, que siguieron con la misma política, en detrimento de los hutus. Así, mientras los tutsis recibían una cierta educación y sus jefes eran alzados a puestos políticos con sus migajas económicas, los hutus –agricultores- eran relegados, se les negaba el acceso a las escuelas, enseñanza, etc.,. Siendo mayoritarios en el país, eran sometidos por la minoría tutsi que los trataba como a siervos.
Los misioneros los católicos, se dedicaron a adoctrinar a los hutus y a inculcarles el sentimiento de ocupar su lugar mayoritario en el país. Ambas etnias estaban repartidas en dos países Ruanda y Burundi, curiosamente los dos únicos países cuyas fronteras existían antes de la llegada de los colonizadores. Y no fueron modificadas. En 1962, al acceder a la  “independencia” Burundi, los jefes y cabecillas hutus, fueron casi exterminados por los tutsis. Al mismo tiempo, en Ruanda, fueron los hutus los que masacraron a miles de tutsis, exilándose otros cuantos miles a Uganda y Ruanda.

LAS VÍCTIMAS

El genocidio de Ruanda dejó más 800.000 muertos, niños huérfanos, mujeres violadas y hombres y niños castrados. esta ola de violencia que se desató en el país africano el 6 de abril de 1994, duró cinco meses. La excusa que tenían los Hutus para cometer los asesinatos de los Tutsi, era que eran una plaga, que eran como las cucarachas y que como tales insectos hay que exterminarlos.

Los métodos sadistas usados contra los tutsis –como se las calificaba en la «Radio Mil Colinas», que llamaba a los Hutus al asesinato colectivo, por lo que algunos de sus periodistas se encuentran en la cárcel cumpliendo cadena perpetua– eran horrorosos, amorales: se les obligaba a tener relaciones sexuales con mujeres infectadas con sida, se les amputaban extremidades amputadas con machetes, violaciones, cientos de personas quemadas vivas en sus propias casas o bodegas, ejecuciones de niños y bebés, para evitar que se presentara otra generación de Tutsis, entre otras torturas que solo caben en la cabeza de personas sin corazón.

No existía ningún rasgo étnico o lingüístico que pudiera diferenciar los Hutus de los Tutis, lo único que los diferenciaba eran sus historias, que se remontaban desde el siglo XV, cuando los tutsis invadieron Burundi, la zona natal de los hutus, fue desde entonces que empezaron a pensar como monopolizar la política, el ejército, la economía, etc, de los Hutus, sin importar que tanto daño le podían hacer a Ruanda, lo único que ellos deseaban era tener el poder sobre este territorio.


III. IDENTIFICACIÓN DE LOS MEDIADORES
 Para abordar este punto, se realizó una observación de la película  meticulosamente, teniendo en cuenta cada uno de los detalles , analizando quiénes eran los mediadores en medio del Genocidio de Ruanda , se logra identificar que  a pesar de todo el conflicto y la presión social que tenían por parte de los soldados y ciudadanos Hutus, estos  siguieron con su solidaridad, intervención y asistencia con la etnia Tutsi, que eran los que estaban siendo abatidos por  factores internos de índole política, social, económica y cultural y externamente pese a los factores y actores internacionales, seguían con su labor social sin analizar  las consecuencias.  Entre los cuales encontramos los siguientes personajes.

        Paul Rusesabagina:  El señor Paul es de etnia Hutus y elegido como director del Hotel Des Mille Collines, el cual era propiedad de la aerolínea belga sabena, cuyos principales huéspedes son turistas de origen belgas y franceses. Respetado por su generosidad, su carisma, inteligencia, coraje  y los contactos que tiene con influyentes personajes hutus y tutsis, Paul Rusesabagina se ve involucrado en el transcurso de los acontecimientos cuando amenazan a s mujer u que es de etnia Tutsi, a sus hijos y vecinos con la muerte, y logra sortear los primeros obstáculos mediante el soborno a los jefes militares Hutus, con la esperanza de que las fuerzas internacionales lleguen en cualquier momento para evitar la guerra civil. Sin embargo, la situación sigue igual e incluso se agrava; Se logra identificar en el desarrollo de la película como este personaje se convierte en el mediador principal, dándole esa protección que necesitaban dichos individuos, a través de sobornos y  engaños logro en gran parte de dicho conflicto, mantener seguros a su familia y vecinos de ser asesinados por parte de los soldados y civiles hutus.
  •   Coronel Romero Dallaire (enviado de la ONU): En el proceso de intervención que realiza el coronel Romero, deja a entrever, su coraje y disposición, para ayudar a el señor Rusesabagina, para lograr en cierta medida acoger, proteger y salvar a muchos ciudadanos tutsis que estaban siendo violentados sus derechos por parte de la soberanía hutus; el cual luchaba junto con su ejército y el señor Paul, para mantener seguridad en el Hotel  y acoger a todos aquellos que estaban siendo perseguidos y que llegaban hasta este lugar.  Cabe resaltar que el coronel y su ejército tenía su intervención limitada, por órdenes de no disparar a ningún ciudadano, así estuviera la sociedad en una crisis como lo era el genocidio de Ruanda, aunque es importante mencionar lo defraudado que se sentía el coronel por el comportamiento de los entes internacionales antes el conflicto por el cual estaba pasando Ruanda y su población. Por todo lo mencionado anteriormente, se escoge el Coronel Romeo Dallaire como el segundo mediador de dicho fenómeno social.
  • Dr. Archer de la Cruz Roja:  funcionaria de la cruz roja y uno de los personajes principales por su intervención  en el genocidio, considerada como la tercera mediadora del conflicto del genocidio de Ruanda dado el 6 de abril del 1994,  según nuestro análisis, debido a  la labor que ella tenía ,   ayudaba  a mitigar la muerte de niñas y niños huérfanos, acogiéndolos y buscándoles lugares de refugios para que estuvieran un poco seguros, uno de los lugares donde los llevó fue el orfanato san francisco, posterior a eso y por temas de inseguridad los sacó de dicho lugar hasta llevarlos al hotel des Mille Collines, donde iban a estar seguros de acuerdo a los criterios que manejaba el director Paul Rusesabagina , por otra parte  es importante decir que sanaba  y hacía curaciones a los heridos; finalmente cabe mencionar que la señora Archer facilitaba medicamentos, suministros médicos y material de primeros auxilios. 


           IV. INTERVENCIÓN DESDE LA PROFESIÓN DEL TRABAJO SOCIAL 

Inicialmente es de vital importancia tener en cuenta la historicidad del acontecimiento del conflicto presentado el 6 de abril del 1994 y a los sujetos sociales que sufrieron dicho fenómeno, en este caso los ciudadanos ruandeses de etnia tutsi; este conflicto fue    denominado como genocidio de Ruanda.

En este orden de ideas, cabe resaltar que la comunidad étnica tutsi víctimas de dicho conflicto, entre ellos niños, mujeres y hombres, viven con sentimiento de odio y rencor hacia los hutus, por los derechos violentados, por los traumas causados tanto físicamente, como psicológicamente y por los seres queridos que perdieron.

Posterior a esto, es de vital relevancia, la importancia del profesional en trabajo social, lo cual pienso que como profesional, lo primero que debemos hacer, es una contextualización de lo ocurrido, para no cometer los mismos errores de otros profesionales que ya han tratado dicha problemática, seguido de esto realizaría  un proceso de reconciliación entre las dos etnias, para que logren cierto grado de tranquilidad y no vivan con ese resentimiento, utilizando variedad de métodos y técnicas que faciliten dicho proceso, luego de esta reconciliación, poder iniciar   la restauración de los víctimas que dejó consigo el genocidio de Ruanda,  la cual tiene como fin  rehabilitar, restaurar y resarcir los perjuicios ocasionados a la comunidad tutsi, por parte de sus victimarios de la etnia hutus, integrando  a la comunidad  tutsi para que tengan un diálogo interétnico  con sus ofensores, creando un espacio de diálogo entre víctimas vs victimarios, para que los hutus tenga la valentía de asumir y reconocer públicamente el daño que le causaron a la comunidad tutsi, logrando un proceso de sanidad, restauración, perdón y tranquilidad emocional para sus víctimas.

Para este proceso de restauración y reparación es de vital importancia tener en cuenta los siguientes puntos:
          Hacer un proceso de observación para ver cómo está el contexto.
       Mirar que tan pertinente es realizar como primera fase el acercamiento frente  a    frente de los hutus y los tutsis.
 Realizar un diálogo primeramente con la comunidad tutsi, para analizar cómo están emocionalmente y que piensan acerca de tener un diálogo con sus victimarios.
        Explicarles a las víctimas de que trata el proceso de reconciliación y restauración y darles voz.
        Importante entablar una entrevista conversacional con los hutus, para analizar que los llevó a realizar dicho acto tan atroz.

Todo ello nos ayuda como profesionales a entender sobre lo sucedido y las percepciones   que tienen ambos grupos de dicho fenómeno social y así lograr diseñar alternativas de solución.
                 
  V. A MANERA DE CONCLUSIÓN: 
La película Hotel Rwanda estrenada hace más de 12 años, le mostro al mundo una situación de genocidio en una comunidad de Sudáfrica, divulgo los tratos inhumanos, las injusticias, el poco valor de la vida para la guerra, el papel de las víctimas y el poder ostentado por los victimarios. Generó cientos de opiniones y críticas, en distintos ámbitos, a nivel de guion, métodos de filmación, reparto, entre otros. Sin embargo, para esta recopilación se tomará en cuenta aquellas opiniones aterrizadas en el ámbito humano, la problemática tratada en la película y las diversas reacciones que provocó la proyección de Hotel Rwanda.
A continuación se presentarán algunas opiniones sobre la película:
1.      Palma de Mallorca, España – Origen: Revista Thesther
Ésta película ha demostrado muchos aspectos sobre las personas, trata sobre todo estos distintos Temas: Racismo, crítica de la guerra, importancia del diálogo, coexistencia y convivencia pacífica, consecuencias de la violencia, solidaridad.
El genocidio de Rwanda principalmente violó la mayoría de la Declaración de los Derechos Humanos pero en especial los primeros artículos de dicha declaración:
Artículo 1: Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros.
Artículo 2: Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición. Además, no se hará distinción alguna fundada en la condición política, jurídica o internacional del país o territorio de cuya jurisdicción dependa una persona, tanto si se trata de un país independiente, como de un territorio bajo administración fiduciaria, no autónoma o sometida a cualquier otra limitación de soberanía.
Artículo 3: Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona.
Artículo 5: Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes.
Actualmente la ONU está luchando para que este tipo de actos no se vuelvan a repetir, por ello actualmente las intervenciones militares que no se realizaron al principio del genocidio por parte de las grandes potencias mundiales se están realizando ahora para evitar grandes conflictos mundiales.
 2.      Madrid, España: Tahomi:
Parece mentira que todavía se sigan cometiendo genocidios tan absurdos, fruto de un odio incontrolado y sin sentido. Parece mentira que todavía haya gente incapaz de identificarse con Paul Rusesabagina (un inconmensurable Don Cheadle que con este trabajo vuelve, por enésima vez, a exigir mucho más reconocimiento), su familia y todos los que se refugian en el hotel. Parece mentira que todavía haya críticos que se quejen de no encontrar en esta película las claves de una masacre tan estúpida que no las tenía.
De achacarle fallos, sólo echaría una reprimenda a la fotografía simplona, que es la que hace que a algunos les parezca esto un telefilm (en realidad el trabajo de los actores y el manejo de la historia son totalmente cinematográficos), y un uso abusivo, aunque muy efectivo, de la tensión en la segunda parte.
Estos fallos los limpiaron rápidamente las abundantes lágrimas que derramé. Se vieron ensombrecidos por las profundas reflexiones que desencadenó la película en mi cabeza.
3.      Sensacine – Miguel Blanco
La Historia está llena de momentos que nos avergüenzan como parte de la civilización y la especie humana. Una de las acciones más miserables fue la matanza de Rwanda de 1994, donde las autoridades internacionales no hicieron nada para evitar una terrible matanza tribal que todo el mundo sabía que iba a ocurrir tarde o temprano. Desde el éxito de 'La lista de Schindler', la industria del cine ha estandarizado este tipo de películas, convirtiéndolas en un nuevo género, donde poco a poco, la denuncia política ha ido dando paso al desarrollo de temas sentimentales.
'Hotel Rwanda' es, de esta manera, un melodrama de lágrima fácil lleno de todas las fórmulas manidas de este tipo de cine. Está claro que el drama es gigantesco, pero la película lo reduce a clichés de Hollywood e incluso tiene el atrevimiento de dejar un final para la esperanza, para que el espectador olvide un poco las tragedias que ha visto y se concentre en que todavía queda gente buena en el mundo. Lo que nos dice la película es que el cine se convierte poco a poco en un contenedor de tragedias exportables y explotables, adecuándolas a los gustos comerciales y escondiendo los auténticos dramas humanos que acontecieron.
La Historia está llena de momentos que nos avergüenzan como parte de la civilización y la especie humana. Una de las acciones más miserables fue la matanza de Rwanda de 1994, donde las autoridades internacionales no hicieron nada para evitar una terrible matanza tribal que todo el mundo sabía que iba a ocurrir tarde o temprano. Desde el éxito de 'La lista de Schindler', la industria del cine ha estandarizado este tipo de películas, convirtiéndolas en un nuevo género, donde poco a poco, la denuncia política ha ido dando paso al desarrollo de temas sentimentales.

'Hotel Rwanda' es, de esta manera, un melodrama de lágrima fácil lleno de todas las fórmulas manidas de este tipo de cine. Está claro que el drama es gigantesco, pero la película lo reduce a clichés de Hollywood e incluso tiene el atrevimiento de dejar un final para la esperanza, para que el espectador olvide un poco las tragedias que ha visto y se concentre en que todavía queda gente buena en el mundo. Lo que nos dice la película es que el cine se convierte poco a poco en un contenedor de tragedias exportables y explotables, adecuándolas a los gustos comerciales y escondiendo los auténticos dramas humanos que acontecieron.


                                                             WEBGRAFÍA 

2 comentarios:

  1. Muchas gracias por compartir, excelente contenido, claro panorama de los actores implicados en el Genocidio de Ruanda y un análisis muy interesante de sus implicaciones en cada momento. Muy buena película.

    ResponderEliminar
  2. Gracias era lo que buscaba sobre el tema

    ResponderEliminar

Páginas vistas en total